Ruta de navegación

Publicador de contenidos

Boletín Somos Neogranadinos

 

Otros Boletines

Boletín No 203

Boletín No 202

Boletín No 201

Boletín No 200

Boletín No 199

Boletín No 197

Boletín No 196

Boletín No 195

Boletín No 194

Boletín No 193

Boletín No 192

Boletín No 191

Boletín No 190

Boletín No 189

Boletín No 188

Boletín No 187

Boletín No 186

Boletín No 185

Boletín No 184

Boletín No 183

Boletín No 182

Boletín No 181

Boletín No 180

Boletín No 179

Boletín No 178

Boletín No 177

Boletín No 176

Boletín No 172

Boletín No 171

Boletín No 170

Boletín No 169

Boletín No 168

Boletín No 167

Boletín No 166

Boletín No 165

Boletín No 160

Boletín No 159

Boletín No 158

Boletín No 157

Boletín No 156

Boletín No 155

Boletín No 154

Boletín No 153

Boletín No 152

Boletín No 151

Boletín No 150

Boletín No 149

Boletín No 148

Boletín No 147

Boletín No 146

Boletín No 145

Boletín No 144

Boletín No 143

Boletín No 142

Boletín No 141

Boletín No 140

Boletín No 139

Boletín No 138

Boletín No 137

Boletín No 136

Boletín No 135

Boletín No 134

Boletín No 133

Boletín No 132

Boletín No 131

Boletín No 130

Boletín No 129

Boletín No 128

Boletín No 127

Boletín No 126

Fue en la década de 1990, con internet disponible, que la idea de red social emigró también al mundo virtual. El sitio SixDegrees.com, creado en 1997, es considerado por muchos como la primera red social moderna, ya que permitía a los usuarios tener un perfil y agregar a otros participantes en un formato parecido a lo que conocemos hoy. El sitio pionero, que en su auge llegó a tener 3,5 millones de miembros, se cerró en 2001, pero ya no era el único. A principios del milenio, empezaron a surgir páginas dirigidas a la interacción entre usuarios: Friendster, MySpace, Orkut y hi5 son algunos ejemplos de sitios ilustres en el período. Muchas de las redes sociales más populares hoy en día también surgieron en esa época, como LinkedIn y Facebook. Pocas personas imaginaban que las redes sociales tendrían un impacto tan grande como lo poseen hoy. Pero el deseo de conectarse con otras personas desde cualquier lugar del mundo ha hecho que las personas y las organizaciones estén cada vez más inmersas en las redes sociales.
En un lugar de la Mancha (...) verdad. Es, pues, de saber que este (...) grandeza.