Publicador de contenidos

Exposiciones Actuales

HORMIGUEO

Según información tomada de la Cancillería de Colombia, se comparten más de 2.219 kilómetros de frontera con la República Bolivariana de Venezuela. La delimitación entre estos dos países hermanos se acordó por una serie de instrumentos que incluyen el Laudo Español en 1891, el arbitramento del Consejo Federal Suizo de 1922 y, finalmente, el Tratado López De Mesa-Gil Borges de 1941, el cual puso fin a la larga negociación territorial.[1] Pero tan complejo como la definición de sus fronteras ha sido el manejo de estas mismas, dadas diferentes problemáticas sociales. Quizá la más conocida es el contrabando, al punto de ser casi normalizado, irónicamente al tiempo que afecta la economía y la vida de muchas personas, también se convierte en un elemento cultural y eje económico para toda una región.

En la jerga del contrabando las ¿moscas¿ son las personas encargadas de llevar gasolina y otros productos a través de las trochas en la frontera entre Colombia y Venezuela; decenas de personas que pueden tener roles de proveedor, transportador, líder de caravana, incluso ser quien ¿arregla¿ al que se pueda  atravesar: grupos armados y organismos de control, lo importante es que la danza de luces, que transitan bajo el manto de la noche, no se detenga.   

Gasolina, bidones, tierra curtida de combustible, arena de río, brea, luces de vehículos, son materia prima para la obra de Didier Bedoya; recursos que contribuyen a alumbrar lugares oscuros, lo que permite entrever situaciones propias del contexto del contrabando, a través de objetos escultóricos, instalaciones y dibujos de cuerpos anónimos que transitan, una y otra vez, curtidos y desgastados por la inclemencia de los terrenos, como hormigas que se aferran a los objetos que llevan, mientras transitan sobre puentes hechos por estibas, cuyo nombre también hace alusión a la adecuada colocación y distribución de la mercancía en una transporte.

La exposición titulada Hormigueo se apoya en la riqueza que permite el lenguaje de las artes plásticas y visuales, para sumergir a los públicos en lugares llenos de simbologías y códigos que hablan de la memoria de un territorio y un contexto desconocido para muchos.

Alejandro Triana L.

Curaduría

Museos UMNG

.

 

          Para conocer más acerca de la exposición y el artista solo debes                                                                                       dar click en la imagen.